fbpx

El primer libro que escribí, hace ya más de veinte años, rebotó de editorial en editorial, obteniendo rotundos «no» a mi solicitud de apoyo para publicar. Pero no desistí: seguí modificando el mismo texto hasta que terminó convertido en dos pequeñas nouvelles que ya no se parecían a la obra original. Había leído mucho, y a diario escribía cuanta idea se pasaba por mi cabeza. Pero no había estudiado formalmente literatura. En 2003, sí, inicié un programa de creación literaria. Y al cabo de dos años tenía dos libros terminados: una novela titulada «Bandidos y hackers» que terminó llevándose el primer puesto en el concurso nacional de novela en los Premios Nacionales de Cultura de la Universidad de Antioquia en el 2006 y un ensayo titulado «Construir una novela, cómo orientarse en el proceso de creación literaria», en el cual contaba cómo había escrito Bandidos y hackers, que también se publicó. Esta experiencia me permite decirles a los aprendices de escritor, y a quienes consideran que ya tienen un producto que vale la pena publicar pero para el cual aún no encuentran editor que, como reza el conocido refrán, «La constancia vence lo que la dicha no alcanza». Hoy tengo otra meta, y es la que he plasmado como propósito para Xalambo Editorial.